Submit to FacebookSubmit to Twitter

 


EL VERDADERO PROPÓSITO DE LOS ESTEROIDES

Los atletas toman esteroides para hacerse fuertes. Es la única razón por la cual lo hacen. Los culturistas toman esteroides para construir masa muscular y preservarla mientras bajan el porcentaje graso, pero los atletas los toman para hacerse fuertes. Estos ayudan en la recuperación, así que puedes entrenar más duro, pues aceleran la recuperación de lesiones, y hacen que los músculos sean más grandes.

No hay esteroides para la técnica. No hay esteroides para la velocidad. No los hay para rapidez, agilidad, resistencia…

Los esteroides no hacen a los atletas más “atléticos” - Los hacen más fuertes, lo que los hace mejores atletas, y esa es la razón de que muchos los usen.

Tomar esteroides hoy día representa un profundo riesgo para la carrera de un atleta, si es pillado. El Senado de los EEUU ha estado implicado en el asunto.

Entonces, ¿Por qué merece la pena correr el riesgo? ¿y porque los atletas continúan provocando la indignación de imbéciles pomposos como el senador John McCain tomando esteroides? Porque la fuerza es importante en el deporte.



LA FUERZA Y EL ATLETISMO

En algunos casos y en algunos deportes, la fuerza puede ser incluso más importante que el “atletismo”. Y en la ausencia de una adecuada guía profesional acerca de cómo hacerse fuerte sin ellos, los atletas toman esteroides para hacerse fuertes, porque les funciona muy bien para esa finalidad. Pero también funciona hacer sentadillas, presses, y pesos muertos, y no son ilegales. Por lo tanto, tengo una pregunta: ¿Cuántos atletas de los que toman esteroides han probado realmente a hacer una rutina efectiva de fuerza primero? En otras palabras, cuantos atletas que arriesgan sus carreras – exponiéndose al piadoso teatro de de la comunidad de retransmisión de deportes, al sistema legal y al Congreso de los EEUU – lo han hecho en realidad por vagancia o un mal sistema de orientación profesional.

Las sentadillas, presses y pesos muertos, programadas de manera correcta, hacen a todo el mundo más fuerte. Los atletas de alto nivel están especialmente dotados genéticamente para la potencia y “explosión”, y estos casos particulares son también aquellos que hacen los progresos más rápidos cuando entrenan fuerza correctamente.

La habilidad de un “superdotado” hombre joven para hacerse fuerte debajo de la barra en un corto periodo de tiempo debe ser vista para ser creída. De hecho, un efectivo entrenamiento con barra funciona tan bien que sus resultados son habitualmente atribuidos al uso de esteroides por personas ignorantes del proceso. Es común para los atletas que nunca han estado bajo un simple programa lineal de progresión en fuerza, ver doblada su fuerza en sentadilla, y más que doblada en peso muerto, en un periodo de semanas. Los presses por encima de la cabeza, con un peso similar al corporal, pueden alcanzarse también igual de rápido. Sin esteroides.

Pero en lugar de un sistema efectivo de entrenamiento, los entrenadores S&C modernos demasiado habitualmente usan por defecto la Terapia Física para sus programas de ejercicios. Equilibrios con pesos ligeros en vez de records personales de fuerza, ejercicios unilaterales con mancuerna y variaciones constantes en vez de progreso constante en ejercicio básicos de fuerza, y cuartos de sentadilla – “porque después de todo, no usas el rango de movimiento completo en el campo de juego” – son la norma hoy día.



Esto ha dejado a mucho atletas en una situación insostenible; saben que los atletas fuertes rinden mejor, saben que no son suficientemente fuertes, y saben que su programa de “fuerza” no está produciendo resultados. Asi que toman esteroides. Porque funcionan bastante bien, porque otros atletas de alto nivel los usan, y porque hay mucho en juego como para arriesgarse a no tomarlos. Porque necesitas ser fuerte para conservar tu trabajo.

 

 

LA BARRA ES LA SOLUCIÓN

¿Y si cada jugador de la NFL puede hacer sentadilla con al menos 550lb pasando la paralela, hacer peso muerto con al menos 600lb y hacer press sobre la cabeza con al menos 50lb más que su peso corporal, como resultado de un sistemático entrenamiento de fuerza, en lugar de usar esteroides?

Para los atletas de este calibre, estas marcas no son del todo destacables y no representan una especialización en la fuerza. Para los atletas de este calibre, estas marcas deben ser una base, y deben ser resultado del entrenamiento, porque pueden serlo.

Los incrementos en la fuerza están medidos empíricamente por la cantidad de peso que levantas en un rango de movimiento determinado.

Sentadillas, pesos muertos, presses y press bancas son las elecciones obvias porque juzgados fácilmente, y porque estos movimientos trabajan mucha masa muscular en un efectivo rango de movimiento, permitiendo al atleta levantar progresivamente más pesado y por tanto, crecer en fuerza.

Estos ejercicios básicos con barra tienen el potencial de ser mejorados con los años, haciéndolos la base lógica de un programa de fuerza a largo plazo.

Pero con el reciente énfasis en las rutinas de “baile”, en lugar de las rutinas reales de fuerza, es dudoso que algo positivo vaya a cambiar pronto.



¿QUIÉN ES EL CULPABLE?

Este es de hecho un periodo oscuro para la profesión de entrenador de fuerza, con montones de nuevas excusas, para evitar fortalecer el peso muerto de todo el mundo, siendo inventadas cada semana.

Entrenador “director”, entrenador de fuerza, asistente del entrenador de fuerza, y muchos atletas han sido imbuidos con la noción de que “funcional” es mejor que fuerte… excepto que no lo es, así que muchos toman esteroides.

En algún momento, se achacara correctamente el problema, y las cosas estarán preparadas para mejorar.

Hasta entonces, cada vez que oigas acerca de un atleta en el deporte profesional que usa esteroides, reflexiona sobre la importancia de la fuerza para un atleta, y como los esteroides llegaron para sustituir al entrenamiento que a estos atletas se les debería haber ofrecido.

 

 

Traducido por Miguel Catalán

Fuente