Submit to FacebookSubmit to Twitter

 

 

"Al microscopio sección transversal tejido muscular, rodeada por tejido extracelular que actúa como tejido conectivo" || vía @cateterdoblej

 

 

Estas estructuras poseen la mayor influencia en la producción de fuerza:

 

Músculos

Un músculo más grande es un músculo potencialmente más fuerte. Las capacidades contráctiles de la fibra muscular y la proporción entre fibras de contracción rápida / glicolíticas y fibras de contracción lenta / oxidativas presentan también una influencia.

 

Receptores musculares

Algunos recepteros actuarán como factor de inhibición de la producción de fuerza. Lo más nostables, los Órganos del Tendón de Golgi, que actuán como un mecanismo protector y conducen a una detención parcial de los músculos si la tensión presente es demasiado alta. Otros receptores, tales como los husos musculares, aumentarán su producción de fuerza provocando un efecto elástico (reflejo miotático) cuando el músculo es estirado.

 

Sistema nervioso

La eficacia del sistema nervioso influencia la producción de fuerza modulando la activación de la unidad motora (fibra muscular), su sincronización y la tasa de contracción de las unidades motoras. En términos más sencillos, cuando más eficaz es su SNC, más puedes aprovechar los músculos que ya tienes.

 

Otros factores : Motivación, ambiente, nivel de estrés, fatiga, lesiones incómodas, etc

Estos factores nos muestran que si eres atleta, entrenas a un atleta o estás interesado en el desarollo de fuerza máxima, debes enfocar tus esfuerzos en varios puntos, no solo en los músculos. Necesitarás desarrollar músculo, la eficacia del sistema nervioso, la capacidad de utilizar reflejos positivos (reflejo de estiramiento) y la habilidad de inhibir a los negativos.

Si lo que más te interesa es la hipertrofia puedes beneficiarte de un enfoque usando estos cuatro factores, porque volverse más fuerte te permitirá colocar un mayor estímulo a tus músculos  y eso hará que ganes tamaño mucho másrápido.

Además, hay algo que comentaré desde mi experiencia, lo llamo "preparación para la facilitación de hipertrofia". Esto significa que después de un entrenamiento enfocado a fuerza y potencia, tu cuerpo responderá de forma más eficiente a cualquier entrenamiento de hipertrofia subiguiente.

Me pondré como ejemplo. Durante los últimos cuatro años yo me concentré mayormente en los levantamientos olímpicos, e incluso antes de eso yo entrenaba para fuerza, no tamaño. Pero durante mis dos últimos años en levantamiento olímpico yo incluía 4-6 semanas de entrenamiento culturista , una o dos veces al año. Me percaté que durante esas 47-6 semanas yo podía ganar más tamaño muscular que la mayoría de los que hacían un entrenamiento de culturismo todo el año.

En la actualidad cambié mi entrenamiento a un enfoque más del tipo culturista y gane una gran cantidad de músculo de forma natural. Gané mucho más tamaño mientras hacia dieta, lo que es algo en sí mismo. Verdaderamente creo que sin mi base de fuerza mis ganancias hubieran sido más lentas.

Si bien no han habido estudios sobre el tema, yo especulo que la demanda más alta del entrenamiento de fuerza y de potencia convierte al organismo en una máquina más adaptativa, brindándole a tu cuerpo la capacidad de adaptarsae al estrés del entrenamiento. De modo que cuando cambias hacia un trabajo culturista, el cual no requiere de una adaptación tan compleja, el cuerpo es capaz de mejorar a una tasa mucho más veloz.

Esto no significa que uno deba dejar de realizar entrenamiento culturista, sino que cualquiera que desee más tamaño debería incluir fases de entrenamiento de fuerza y potencia.

 

 

El libro negro de los secretos de entrenamiento

Christian Thibaudeau